Marisa Morello
Alejandro Alfonsín





TEMAXCAL
BAÑO MAGICO INDIGENA DE VAPOR

Su nombre de raíz nahuatl significa casa de vapor. Esta es una ceremonia originaria de los pueblos de América. Hay también vestigios de ella en la Siberia , por lo que se cree que en algún momento haya sido universal. A través de ella se logra una limpieza y purificación no solo física, sino también mental, emocional y espiritual, es una excelente oportunidad para sanar resentimientos y actitudes negativas con todas nuestras relaciones y especialmente con la de nosotros mismos.

Esta ceremonia tiene miles de años, fue una de las primeras entregadas por El Creador al hombre, y está basada en la bendición y purificación del ser humano a través del elemento sagrado del agua y a través del calor del fuego de la vida. En el Temazcal recordamos que venimos del vientre sagrado de la Madre Tierra, el lugar donde fuimos concebidos, alimentados como semilla para llegar a tener la unidad de todos los poderes del Universo. Nuestro origen es Tierra y por esta razón nosotros tomamos forma, tomamos fuerza, nos renovamos en la ceremonia de Temazcal 

Usamos piedras que alguna vez tuvieron el calor que viene desde las entrañas, que salieron a la superficie y que guardan los registros de la Tierra desde tiempos inmemorables. Encendemos un fuego, rezamos, cantamos, tenemos un buen pensamiento y nos introducimos al vientre de la Madre Tierra que es el Temazcal. Para morir al pasado y renacer libres al presente.

En este momento comenzamos a integrarnos con los cuatro elementos de la naturaleza, el agua, el fuego, la tierra y el aire todos ellos combinándose para que nosotros podamos realizar este proceso mágico de renovación. Todos juntos compartimos un misterio, una oscuridad, un momento de profundidad en el Universo en el cual se recrea el milagro de la vida, la unión de lo masculino y lo femenino, el perfecto equilibrio de los cuatro elementos. En esta oscuridad nos encontramos con lo mejor y lo peor de nosotros mismos y tenemos la oportunidad de sanar y purificar para renacer.

Cuando termina la ceremonia vivimos otro momento muy especial al salir del temazcal, vemos la luz y tomamos el aire puro, así como cuando uno sale del vientre de la madre y respira por primera vez.
Hemos cumplido entonces nuestro propósito de purificar el cuerpo, la mente, las emociones y el alma, despertar la memoria ancestral y ayudar al restablecimiento de Todas Nuestras Relaciones.
En esta ceremonia nos encontramos recreando y celebrando la vida misma, por eso esta es una ceremonia de puro amor, de pura unidad, de pura vibración, porque ahí es donde volvemos a sentir el latido de nuestro corazón, 

Esta ceremonia nos trae tranquilidad, paz, nos ayuda a ver que todo esta bien, y de esta manera nos trae La Sanación. 

No lo pueden tomar
Personas con padecimiento cardiaco grave.
Prótesis metálicas
Heridas abiertas
Post-operatorio menor a 2 meses
Las mujeres en su sagrado tiempo de la luna (menstruación) se abstienen de entrar al Temazcal, si desean pueden venir y acompañar desde afuera 

Traer
Manta
Ropa abrigada 
Toalla
Traje de baño
Ojo en lo posible ayunar cuatro horas antes

Lugar
Uribelarrea
Partido de Cañuelas
Provincia de Buenos Aires
(A una hora por autopista de Capital Federal.)

Reservas
temaxcal@marisaenuribelarrea.com.ar

011 48262528
Fines de semana 02226 4 93017

Esta ceremonia se repite una vez por mes.